Elige un relato al azar

Ver una entrada al azar

sábado, 19 de agosto de 2017

IMPUDOR (Rafael Baldaya)



Hace falta una especie de engreimiento para escribir buscando que otros lean lo que escribes.

Pienso en los que escribieron cuando no había aún imprenta, cuando otros debían luego copiarlo todo a mano. En códice, en papiro, en pergamino... Escribanos con pluma, copistas, amanuenses transcribiendo tus textos.

¿Es tan bueno lo mío? ¿De verdad lo que he escrito vale tanto la pena?

Hace falta soberbia, vanidad, egolatría.

Y luego, con la imprenta, escribir para que otros pusieran todo el texto en cajas, letra a letra, para ser imprimidas. Letras de molde y tinta. Prensas sobre papeles. Y así miles y miles de letras, de palabras, de frases una a una.

¿Es tan bueno lo mío? ¿De verdad lo que he escrito vale tanto la pena?


Hace falta inmodestia, arrogancia, altivez.

Pero también ahora que no hay ya que usar planchas de metal o madera para imprimir las páginas, hace falta osadía, presunción, petulancia para escribir pensando que otros gasten su tiempo en leer lo que escribes.

¿Es tan bueno lo mío? ¿De verdad lo que he escrito vale tanto la pena?

Sí: hace falta una especie de insolencia, un toque de impudor, para escribir buscando que otros lean lo que escribes. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario