Elige un relato al azar

Ver una entrada al azar

viernes, 12 de enero de 2018

ROMA, 1508 (Íñigo Domínguez)


El papa Julio II abre la puerta de la Capilla Sixtina.

—Verás, es un espacio con muchas posibilidades, el anterior inquilino era un triste y lo dejó todo hecho unos zorros, pero yo creo que podría quedar muy bonito.

—Santidad, pe-pe-pero esto es enorme.

—Vamos, Miguel Ángel, no seas modesto.

—¡Pero es imposible, voy a tardar años! No hay material en el Antiguo Testamento para llenar esto. Además, hay humedades, tenían que haber puesto doble acristalamiento y antes habría que alicatar.

—Bueno, tú hazme un presupuesto. Mira, puedes pintar figuras muy grandes, así acabarás antes, y quiero mucha gente en pelotas, una cosa animada, moderna.

—No sé, Santidad, no lo veo, no lo veo.

—No se hable más, mañana a las ocho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario